Artículos

Análisis postelectoral de las elecciones municipales y forales del 28 de mayo

Los resultados de las elecciones municipales y forales del pasado 28 de mayo han producido seísmos en la política vasca. En Silván&Miracle hemos identificado tres aspectos fundamentales: mengua la hegemonía de EAJ/PNV, crecimiento fuerte y transversal de EH Bildu y aumenta la capacidad negociadora del PSE-EE.

Mengua la hegemonía de EAJ/PNV

En el ámbito municipal, EAJ/PNV se ha dejado 79 concejales y 86 mil votos, lo que suponen una caída de 5 puntos porcentuales respecto al resultado obtenido en las elecciones de 2019. Además, ha perdido tres junteros en Gipuzkoa y dos en Álava y Bizkaia.
El análisis en profundidad de los microdatos del EITB Focus de mayo, realizado por Silván&Miracle, anticipaba el comportamiento electoral de los votantes jeltzales.

En primer lugar, los datos de transferencias de voto —cuántos votantes de 2019 repetirían el voto en 2023— apuntaba a una fidelidad por debajo del 80% para EAJ/PNV, con datos especialmente bajos en las municipales de Vitoria-Gasteiz (63%) y Donostia (64%). Además, la tasa de indecisos al inicio de campaña era significativa: 17% en las elecciones forales de Gipuzkoa y 19 y 20%, respectivamente, en las municipales de ambas capitales.

Evolución de la fidelidad de voto de EH Bildu y EAJ/PNV, entre marzo y mayo de 2023

Made with Flourish

En un contexto de participación como el que se ha dado estas elecciones en Euskadi, con caídas de entre 6 y 7 puntos respecto a 2019, estos registros cobran especial relevancia, ya que, esta importante subida de la abstención favorece a los partidos más movilizados y con mayor fieles entre sus filas.

En segundo lugar, los nuevos liderazgos en Gipuzkoa y Bizkaia no gozaban de altas tasas de conocimiento entre el electorado, a pesar de haber ido ganando en presencia pública en las semanas previas a la campaña. En el caso de la cabeza de lista por Gipuzkoa, Eider Mendoza, pasó de 39% de conocimiento en el análisis en profundidad del Focus de abril a un 47% en mayo, 20 puntos menos que su principal competidora Maddalen Iriarte (EH Bildu). Elixabete Etxanobe, candidata para la Diputación de Bizkaia, solo la conocen 1 de cada 3 bizkaitarras.

Las tasas bajas de conocimiento juegan un rol importante en elecciones de proximidad, a pesar de que los nuevos liderazgos no acusen el desgaste de la gestión pública.

La pérdida de fuerza de EAJ/PNV y el crecimiento de su principal competidor, EH Bildu, ha estrechado las distancias entre ambas formaciones en aquellos territorios donde los jeltzales siguen siendo primera fuerza. Así, en la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao, bastión de EAJ/PNV, donde la expectativa era alcanzar la mayoría absoluta en solitario, han mantenido la primera posición con 18 y 13 puntos de ventaja respecto al segundo partido más votado, aunque la distancia se ha recortado cerca de 10 puntos desde 2019.

La misma dinámica se ha dado en las Juntas Generales de Álava, pasando de una distancia de 8 puntos a estar por debajo de uno o en el Ayuntamiento de Donostia, de 11 puntos a 1,3 en cuatro años. Es especialmente llamativo el caso de la capital guipuzcoana, aunque las tendencias de los sondeos apuntaban a una carrera electoral más competida de lo que la foto fija transmitía.

La estimación del EITB Focus de abril apuntaba a una distancia de 12 puntos entre EAJ/PNV y EH Bildu, que se reducía a 7,7 puntos en la segunda oleada de mayo, unos días antes de la campaña. La estimación del EITB Focus de la misma noche electoral, con el trabajo de campo realizado los cuatro días previos a la votación, la distancia era de 5,5 puntos. Finalmente, las urnas han colocado esa distancia en poco más de un punto.

Por este motivo, junto con el estancamiento de su principal socio (PSE-EE) les obliga a buscar un tercer actor que permita sumar mayorías en las Juntas Generales de Gipuzkoa o en el consistorio de Vitoria-Gasteiz.

En el caso de Gipuzkoa, Eider Mendoza (17 junteros) podría revalidar el gobierno Foral sumando los 7 escaños del PSE-EE —que ha mostrado su voluntad para repetir pactos de 2019— e incorporando 2 o 3 escaños más, ya sean del PP — que ha anunciado que tratarán de evitar cualquier gobierno de EH Bildu — o de Elkarrekin Podemos — cuya voluntad pasa por conformar gobiernos de coalición progresista en el territorio histórico.
Un escenario similar también se abre en el ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, donde se necesitarán la participación de al menos 3 actores políticos para revalidar el gobierno EAJ/PNV y PSE-EE, aunque en este caso la iniciativa política les corresponde a los socialistas, que ha quedado por encima de los jeltzales.

Crecimiento fuerte y transversal de EH Bildu

EH Bildu ha sido la fuerza que más ha crecido en estas elecciones municipales y forales. En el ámbito local han conseguido 16.800 votos respecto a 2019, lo que se traduce como 4 puntos porcentuales y 119 concejales más. En la forales, el crecimiento ha sido de 4 puntos en Álava, 5 puntos en Bizkaia y otros tantos en Gipuzkoa.

El crecimiento en Bizkaia es mayor que en Gipuzkoa, debido a la fuerza relativa que mantenía la coalición abertzale en este territorio. Al ser una fuerza más modesta en el territorio vizcaíno, ha podido crecer más, sobre todo en el área metropolitana de Bilbao, con aumentos importantes en Sestao (+8,6 puntos), Sopela (+6,2) o Alonsotegi (+10).

En cualquier caso, su crecimiento ha sido transversal en todos los territorios. En Álava, en Aiaraldea, EH Bildu ha tenido subidas cercanas a los 9 puntos en Llodio, 6 en Artziniega y de un punto en Amurrio y en pueblos poco poblados de la rioja alavesa, como en Oyón o Samaniego, creciendo por encima de los 10 puntos. También ha crecido en la capital, aunque menos (2,3 puntos), que le han permitido ser la primera fuerza y tener opciones de conseguir la alcaldía.

También han crecido en Gipuzkoa, territorio que históricamente mejor resultados ha cosechado la coalición, como en Pasaia (+7,8), Zumárraga (+10,3) u Orio (+24,4).

Mapa de las elecciones municipales donde más ha crecido EH Bildu

Fuente: Berria

Al contrario que EAJ/PNV, las tasas de fidelidad de EH Bildu han sido superiores al 80% para las elecciones forales y 10 puntos mayor en las municipales. De nuevo, en un contexto de caída de la participación, la alta fidelidad de sus exvotantes delimita un ‘suelo electoral alto’, y a partir de ahí, crecen sus expectativas de voto. Recibe aproximadamente un 15% de los exvotantes de Elkarrekin Podemos en la diputación de Álava y en los consistorios de Vitoria-Gasteiz y Donostia.

Es especialmente significativo el caso de la capital alavesa. Según el análisis en profundidad del EITB Focus de mayo, la candidatura encabezada por Rocío Vitero habría sido capaz retener al grueso de su base electoral de 2019 (al 85%) mientras atrae al 8% de votantes de EAJ/PNV, lo que podrían suponer aproximadamente 2 puntos de crecimiento a costa de los jeltzales, un 5% de la de abstencionistas y el 14% de Elkarrekin Podemos: la fórmula perfecta.

Aumenta la capacidad negociadora del PSE-EE

El PSE-EE es la tercera fuerza política en resultados electorales y en número de concejales y junteros aunque reduce su poder institucional al perder 21.000 votos y 17 concejales.

Si bien, los sondeos y el análisis de los microdatos del EITB Focus reflejaban que en municipales entre el 20-30% de personas indecisas entre los antiguos votantes socialistas en todos los territorios y capitales excepto en Bilbao (13%).

Esto evidenciaba la dificultad del PSE-EE para movilizar a su electorado. Además, las tasas de fidelidad estaban por debajo del 70% excepto en la capital vizcaína. Es decir, solo 7 de cada 10 votantes socialistas estaban convencidos de repetir el voto.

En el caso de Vitoria-Gasteiz, con un 57% de fidelidad antes de iniciar la campaña, Maider Etxebarria consigue el segundo puesto, mejorando las expectativas iniciales como consecuencia, por un lado, de la caída en la participación (-1,3 puntos) y, por otro lado, de la pérdida de votos de EAJ/PNV, que ha perdido 6.800 votos en la capital alavesa entre las elecciones de 2019 y las elecciones de 2023.

Distribución de escaños en las elecciones municipales y forales

Vitoria-Gasteiz
Bilbao
Donostia
Álava
Bizkaia
Gipuzkoa
Vitoria-Gasteiz

Made with Flourish
Bilbao

Made with Flourish
Donostia

Made with Flourish
Álava
Made with Flourish
Bizkaia
Made with Flourish
Gipuzkoa
Made with Flourish

De esta forma, el PSE-EE adquiere relevancia e influencia porque se muestra como el partido que tiene la llave para optar por la continuidad institucional con el acuerdo con EAJ/PNV, o para optar por el cambio, si su opción fuese un acuerdo con EH Bildu — es aritméticamente posible, aunque han mostrado voluntad de reeditar gobiernos. Esto sucede en varias instituciones. Las mas significativas por lo ajustado de los resultados y por su relevancia son Vitoria-Gasteiz y la Diputación Foral de Gipuzkoa.

En el caso de la Diputación de Gipuzkoa, la pérdida de votos del PSE-EE, 11.255 votos, no reduce su capacidad de influencia a la hora de determinar el sentido del gobierno foral. Si EAJ/PNV quiere revalidar su fórmula de gobierno, necesita de la participación del partido socialista para superar los 26 junteros y junteras necesarios para alcanzar la mayoría absoluta además de terceros apoyos.  Además, los socialistas aumentarían su peso en una hipotética coalición con los jeltzales, al suponer el 40% de los escaños que la conformarían, cuando en la legislatura 2019-2023 fue de un 30%. Así, el desgaste de EAJ/PNV hace crecer la capacidad negociadora del PSE-EE.

Informe postelectoral elecciones al Parlament de Catalunya 2024

Analizamos la evolución de la agenda social, los resultados de las elecciones, cómo ha evolucionado la participación y qué características tiene una de las abstenciones más elevadas de la historia de Cataluña; cómo es el resultado por municipios para los tres partidos que tienen que acordar la gobernabilidad y cómo es la composición del Parlament que tendrá que elegir al nuevo President de la Generalitat.

Leer artículo completo

Informe postelectoral elecciones al Parlamento Vasco 2024

Analizamos los resultados de las elecciones, cómo ha evolucionado la participación, qué características
tiene la abstención en Euskadi, cómo es el electorado de los tres partidos que han salido reforzados en
estas elecciones y como queda un Parlamento Vasco que contará con nuevos liderazgos, nuevas caras
y con personas con trayectorias consolidadas que caracterizarán la política vasca durante los próximos
años.

Leer artículo completo

Este sitio web utiliza cookies: Más Información.